Quiero visitar el Caminito del Rey 2017-08-21T11:15:25+00:00

El Caminito del Rey

“El camino más peligroso del mundo” ahora restaurado

El Caminito del Rey en el Chorro, una pasarela suspendida sobre los tajos de la Sierra Huma, colgada de las rocas verticales del Desfiladero de los Gaitanes, un camino que parece nacido de un sueño y no de la prosaica necesidad de unir por el itinerario más corto dos instalaciones hidroeléctricas. El caminito del Rey es una obra de ingeniería tan particular que en su construcción trabajaron, convertidos en albañiles de tierra adentro, pescadores acostumbrados a colgarse de las jarcias de sus barquillos de vela.

Consúlta nuestras promociones

Te ofrecemos tu entrada gratis y sin esperas

Aprovéchate de nuestras promociones y consigue tu entrada gratis sin esperas ni gestiones adicionales.
Consúlta nuestras promociones
Loading...

¿Quieres visitar el Caminito del Rey? Reserva ya tu entrada

El Caminito del Rey está ubicado en El Chorro, aldea perteneciente al municipio de Álora, cerca de la comarca del Valle del Guadalhorce, situada al lado de un embalse sobre el río Guadalhorce, cerca de Ardales en la provincia de Málaga, España.

Es uno de los principales centros de escalada sobre roca de Europa debido a estar situado junto al Desfiladero de los Gaitanes. Al filo de este desfiladero discurre el Caminito del Rey, este soprendente trazado y sus vertiginosas pasarelas trazan un recorrido entre los cañones que serpertean el curso fluvial del Río Guadalhorce.

Su recién remodelada plataforma permite que cualquier persona pueda hacer el Caminito del Rey de forma totalmente segura.

Conoce la historia del Caminito del Rey

Sus inicios

El Caminito del Rey era una pasarela colgante de aproximadamente un metro de anchura en los puntos más estrechos y de unos tres kilómetros de longitud. Discurre a lo largo del Desfiladero de los Gaitanes, colgado perpendicularmente sobre el tajo, prendido de las paredes verticales, con una altura sobre el río de 100 metros de promedio.

Se construyó entre 1901 y 1905, para unir entre sí dos saltos de agua pertenecientes a la compañía Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, el Salto del Chorro y el Salto del Gaitanejo. El Camino comenzaba en la Estación del Chorro, junto a las vía del tren, y permitía el paso de uno a otro Salto de operarios y materiales, facilitando la vigilancia de las instalaciones.

Las dificultades para construir el camino tuvieron que ser muchas, y más en aquella época. Los obreros tenían que trabajar suspendidos sobre el vacío, atados a cuerdas sujetas en la parte alta del acantilado. En la imaginación popular, tal trabajo tuvo que ser realizado por presos, incluso por condenados a muerte, los únicos capaces de arriesgar la vida, según cuentan, a cambio de redenciones en las penas que cumplían.

Sin embargo, lo único que conocemos con certeza es que en esta y en otras obras del pantano, trabajaron marinos malagueños, diestros en colgarse de las cuerdas de sus embarcaciones.

El caminito del rey Puente del Ingeniero Eugenio Rivera | LaGarganta.com @ctrlagarganta

Primeras visitas

Cuando el Embalse del Conde de Guadalhorce estaba en construcción (1914-1921), las visitas a la zona se hicieron muy frecuentes. Amigos y familiares del ingeniero jefe del embalse, Rafael Benjumea Burín, ingenieros y, en general, personas interesadas en el progreso industrial de la Málaga visitaban las obras.

Las vistas que se podían contemplar desde muchos puntos del camino eran de una belleza sobrecogedora, de modo que Benjumea, gran amante de la naturaleza, quiso que el camino fuese cada vez más cómodo dentro de las posibilidades de su emplazamiento. Una vez que Rafael Benjumea se decidió a mejorar el camino del Rey, hizo reformar el puente entre los dos lados del desfiladero, diseñado por el ingeniero de caminos Eugenio Rivera.

Este pequeño puente es visible desde la carretera que va de Álora al Embalse del Conde del Guadalhorce, y la imagen de las dos paredes rocosas unidas por el llamado Balconcillo de los Gaitanes es una de las más reproducidas de la provincia.

Como todos los lugares capaces de cautivarnos, el Balconcillo también tiene su leyenda. Cualquier lugareño podrá informar al forastero sobre la trágica muerte de una joven inglesa, de suelta cabellera rubia, que se despeñó desde allí montada en un caballo blanco cuando la vida se le hizo insoportable. Lo cierto es que, aunque todos conocen la historia, nadie ha sido testigo de ella ni puede fecharla.

Es una leyenda más para adornar un lugar que, ciertamente, no necesita adornos. El Rey Alfonso XIII recorrió en su totalidad este caminito de servicio el 21 de mayo de 1921, con motivo de su visita inaugural a la recién acabada presa del pantano del Chorro, que posteriormente se llamaría del Conde de Guadalhorce. Desde entonces, el camino tomó su nombre actual: el Caminito del Rey.

El caminito del rey Conde del guadalhorce | LaGarganta.com @ctrlagarganta
Inauguración del Caminito del Rey | LaGarganta.com @ctrlagarganta
Consúlta nuestras promociones

Te ofrecemos tu entrada gratis y sin esperas

Aprovéchate de nuestras promociones y consigue tu entrada gratis sin esperas ni gestiones adicionales.
Consúlta nuestras promociones

En el libro “El Chorro, cien años de Historia”, de Sebastián Lara Centella, la visita real al Caminito del Rey se describe así:

El día amaneció nublado, y una serie de chaparrones intermitentes deslucieron los festejos de inauguración e hicieron más penosa la visita, que ya de por sí exigía un viaje con etapas por tren y por carretera. No obstante, el rey se mostró cordial y de buen humor y escuchó complacido todas las explicaciones que Benjumea le daba sobre las instalaciones, que quiso conocer al detalle. Se sirvió un almuerzo para más de doscientos comensales, al que estaban invitados personalidades, autoridades, ingenieros y periodistas. A los postres, el Ministro de Fomento pronunció un discurso en el que destacó la importancia de las obras públicas y el ejemplo que el Pantano del Chorro representaba para la nación, por su acierto en armonizar el uso industrial y agrícola. Después del almuerzo, bajo una lluvia torrencial, el Rey se dirigió a colocar la última piedra. Para que el Rey firmara el acta de inauguración, se había previsto una mesa y un sillón labrados en la misma piedra usada en la construcción de del embalse. El acta firmada por Alfonso XIII dice así: Reinando la Católica Majestad de Alfonso XIII, el día 21 de mayo de 1921, se terminaron las obras del Pantano del Chorro, y fue colocada la última piedra por la augusta mano del monarca español, por cuya importante vida hicieron votos todos los que se honran estampando su firma a continuación de la de S.M. Terminada la ceremonia, el Rey y sus acompañantes visitaron la presa del Gaitanejo, y atravesaron el Balcón de los Gaitanes, que se había adornado con una guirnalda sostenida por cuatro águilas disecadas, en la que se podía leer: “Al Rey” . Alfonso XIII quedó tan impresionado por el panorama que se divisa desde allí que quiso fotografiarse para inmortalizar su paso por el lugar.

Restauración

El paso de los años y la falta de mantenimiento hicieron que, en los últimos años, el Caminito del Rey no estuviera transitable. En varias zonas el suelo había desaparecido, quedando sólo la viga que lo sustentaba. Los agujeros en el pavimento, las barandillas derruidas y, en general la falta de seguridad de todo el camino, atraían a muchos excursionistas que veían en el peligro un aliciente más para recorrer el camino.

Varios accidentes mortales sucedidos en los años 1999 y 2000 hicieron que la Junta de Andalucía cerrara los accesos y demoliera el tramo inicial para impedir el paso de los excursionistas por el Caminito del Rey.

El caminito del rey restaurado | LaGarganta.com @ctrlagarganta

Los Ayuntamientos de Álora y Ardales, así como numerosas asociaciones (vecinos, escaladores, ecologistas, etc.) reivindicaban insistentemente la recuperación del camino. En 2007 comenzaron los estudios previos y proyectos necesarios para su completa restauración, y no fue hasta 2014 cuando comenzaron a adjudicarse los contratos relacionados con los trabajos de restauración. A finales de marzo de 2015 por fin pudimos volver a disfrutar del Caminito del Rey, esta vez completamente restaurado y acondicionado para vivir una experiencia emocionante, ahora sí, totalmente segura.

Recorre el Caminito del Rey con Google Steet View

Puedes recorrerlo con nosotros pulsando las indicaciones que aparecen ‘a tus pies’, para dar pasitos cortos, o más adelante para dar saltos más largos.

Merece la pena detenerse durante el recorrido y contemplar la belleza del entorno.

Ver promociones

Vive esta inolvidable experiencia en persona

Esperamos que tras recorrerlo click a click, tengas aún más ganas de venir a cruzar el Desfiladero de los Gaitanes. Desde La Garganta El balcón del Caminito del Rey estaremos a tu disposición para ayudarte en todo lo que necesites.
Ver promociones

Qué necesitas saber antes de ir

Te recomendamos

Cómo llegar al Caminito del Rey

Puedes llegar hasta El Chorro en Tren viajando en el cercanías y bajándote en la parada de Álora o, si prefieres venir en tu coche, puedes aparcarlo en la Zona Sur, y tomar la lanzadera hasta el Acceso Norte y recorrer el Caminito del Rey en dirección Sur.

Como tiene una disposición lineal, no circular, los visitantes se veían obligados a volver al punto de partida por sus propios medios al terminar el recorrido. Con la intención de mejorar la experiencia de los visitantes se habilitó este servicio de autobuses lanzadera.

El autobús lanzadera para en nuestra puerta, y su horario en invierno es desde las 9:00 hasta las 18:00 y en verano desde las 9:00 hasta las 20:00, por lo tanto cuando salgas del Caminito del Rey te esperamos para que puedas disfrutar de la mejor comida tradicional en nuestro restaurante en El Chorro o descansar en una de nuestras habitaciones.

El caminito del rey CTR la garganta parking| LaGarganta.com @ctrlagarganta
Consúltanos

Convierte tu Visita al Caminito del Rey en Una Experiencia Inolvidable

Te ayudaremos a conseguir tu entrada y a planificar tu visita para que no tengas que preocuparte de nada, sólo de disfrutar al máximo.
Consúltanos