Qué ver en Ronda, la ciudad soñada: 10 enclaves TOP

A través de nuestros artículos, queremos poner en valor nuestro entorno y darte la oportunidad de sacar provecho a tu estancia en nuestras instalaciones. Hoy le toca el turno a una de las ciudades más conocidas e históricas de toda la provincia de Málaga, Ronda la ciudad soñada.

¡Apunta estos 10 lugares de Ronda que no debes perderte!

1. La Plaza de toros de Ronda, la cuna de la tauromaquia

Es el punto de partida ideal para tu visita a Ronda, la Plaza de Toros de Ronda es una de las joyas arquitectónicas e históricas de la ciudad. Está declarada como Bien de Interés Cultural y pertenece a la Real Maestranza de Caballería de Ronda, una de las instituciones más antiguas de la ciudad.

La plaza de toros de Ronda se construyó entre 1780 y 1785, cuenta con unos 66 metros de ruedo (diámetro de la arena en la que se torea), siendo uno de los más amplios del mundo. La arquitectura de la plaza te devuelve al Siglo XVIII, ya que mantiene los muros y asientos de piedra, así como las 136 columnas toscanas y los 68 arcos.

Tip de La Garganta: Y por si fuera poco, puedes acceder a la terraza del Hotel Catalonia para tomar un café por la tarde, tendrás ante ti uno de los mejores atardeceres de España, podrás deleitarte con la Hoya de Ronda, el Río Guadalevín y la cubierta de la Plaza de Toros de Ronda, la cual consiste en un tejado a dos aguas de teja árabe.

1.1 Tradicional Corrida Goyesca de Ronda

La Corrida Goyesca de Ronda tiene lugar durante la primera semana de la Feria y Fiestas de Pedro Romero, la cual suele ubicarse en la primera semana de septiembre. En este celebración taurina se reúnen los mejores toreros, novilleros y rejoneadores de la temporada. Es el evento del año en Ronda, la ciudad se engalana y las calles se abarrotan de locales y turistas, sin duda una magnífica opción para pasar un día.

Este año 2020 se celebrará la LXIV Corrida Goyesca de Ronda, pero, ¿por qué surgió este evento? El origen se encuentra en el año 1954, cuando se decidió conmemorar el nacimiento del ilustre torero Pedro Romero con el apoyo de la segunda dinastía de la tauromaquia rondeña, los Ordóñez.

Cayetano Ordóñez y su hijo, Antonio Ordóñez, se erigieron estandartes de toreo a pie por su manera de concebirlo. Gracias a ellos, consiguieron captar el interés de personalidades de la talla de Orson Wells o Ernest Hemingway, llegando el último de estos a relatar obras como “Fiesta y muerte en la tarde”. De esta manera lograron mostrar la Goyesca a todo el mundo y convertirla en el evento de masas que es hoy en día.

Tip de La Garganta: si quieres acudir a la Goyesca, te recomendamos que adquieras las entradas a principios del mes de agosto, las puedes adquirir online. Cuidado si te ofrecen de reventa, es sancionable.

2. El Tajo de Ronda, la unión de una ciudad

El Tajo de Ronda es la construcción más emblemática de esta ciudad malagueña. Su construcción se ejecutó entre los años 1751 y 1793 con la finalidad de unir las dos partes que formaban Ronda por aquel entonces, la zona moderna (en la que se ubican la plaza de toros, el parador o la alameda) y la ciudad (zona de la judería, la iglesia de Santa María y zona de San Francisco). Estas dos partes de Ronda se encontraban separadas por el Río Guadalevín, que durante siglos llegó a excavar una garganta de casi 100 metros de profundidad.

El puente consta de un arco central de medio punto apoyado en otro de menores dimensiones por el que transcurre el río. El material utilizado para su construcción fue la propia piedra del fondo de la garganta. Es una de las obras cumbre de la ingeniería del Siglo XVIII.

El Tajo de Ronda o Puente Nuevo cuenta con varias peculiaridades que lo hacen más especial:

  1. Sirvió de prisión en sus estancias centrales y sirviendo como patio para los presos uno de los dos arcos laterales, era misión complicada escapar de ahí.
  2. El primer intento de construcción se produjo en 1735, pero debido a fallos estructurales el puente colapsó provocando por desgracia unas 50 víctimas.
  3. El puente se pagó con sufragios de la Real Maestranza de Caballería y con impuestos en la Feria de Mayo.

Tip de La Garganta: Para disfrutar de la magnitud y belleza del Tajo de Ronda te recomendamos que te desplaces hasta Plaza de María Auxiliadora. Justo al lado izquierdo de los miradores de la plaza hay una escalera de piedra, toma ese camino y toma precauciones, sobre todo si ha llovido recientemente. En el camino te encontrarás con 2 miradores, en el primero podrás tomar la mejor foto del tajo, pero si eres inquieto, puedes bajar hasta el segundo mirador. En este podrás ver el puente y la cascada del río.

3. La Ermita de la Virgen de la Cabeza, un refugio tras la conquista

Para llegar a este emplazamiento es recomendable ir en coche, ya que se encuentra a unos 4 kilómetros de la ciudad.

La Ermita de la Virgen de la Cabeza de Ronda data del Siglo IX-X. Tras de la conquista musulmana de Ronda, año 713, las comunidades hispanogodas de la ciudad se desplazaron a las tierras que habitaban sus ancestros, previo acuerdo con los conquistadores árabes. Esto les permitió habitar esta zona y seguir con sus costumbres y creencias.

En un primer momento, sólo residieron unos 10 monjes que mantuvieron la ermita habitada hasta el Siglo XVIII como lugar de culto. Aunque por desgracia, en ese momento se abandonó y no fue hasta la década de los años 80, cuando la Hermandad de la Virgen de la Cabeza reinstauró la Ermita y la mantiene activa.

La actual Ermita de la Virgen de la Cabeza mantiene la misma estructura que la de la primigenia del Siglo IX. En ella se distinguen tres áreas:

  1. Área de culto.
  2. Área de residencia.
  3. Área de almacenaje.

A pesar de encontrarse fuera de Ronda, es una de las visitas más recomendadas, debido a su riqueza histórica y las maravillosas vistas que ofrece desde su terraza.

Tip de La Garganta: intenta que esta sea tu primera parada en Ronda, ya que habrás ido en coche. Consulta en este enlace los horarios de apertura, aunque si no estuviera abierta, sigue mereciendo la pena la visita.

4. Los Baños árabes de Ronda, una joya que ha vuelto a resurgir

Los baños árabes de Ronda han tenido su historia de amor y desamor con la ciudad rondeña. Se adaptaron durante la dominación musulmana, entre los siglos XIII y XIV, ya que su origen viene de la época romana, pero no se tiene constancia de la fecha de construcción. El primer desamor se produjo después de la reconquista de la ciudad en el siglo XV porque se abandonaron debido a la intensa moral cristiana y las crecidas del Río Guadalevín.

Aunque, como indicamos anteriormente, la ciudad volvió a enamorarse de ellos gracias al deseo de la Duquesa de Parcent de construir unos jardines en ese mismo emplazamiento. Fue gracias a este encargo que surgieron las ruinas, que previa intervención del Estado en 1935, se restauraron, dando a luz a las tres salas de baño, la caldera, los sistemas de conducción de agua, las cubiertas con bóvedas de cañón y arcos de medio punto.

Toda esta historia, su propia arquitectura y el magnífico estado de conservación, hacen de los baños árabes de Ronda uno de los monumentos de visita obligada.

5. El Palacio de Mondragón, donde residieron los Reyes Católicos

Uno de los edifícios mudéjar-renacentista más importantes de Ronda es el Palacio de Mondragón, también conocido como Palacio del Marqués de Villasierra.

El palacio mezcla la arquitectura árabe con la arquitectura renacentista aplicada en el siglos posteriores a la reconquista por parte de Fernando e Isabel, los cuales residieron un tiempo en este edificio.

Desde la época de la reconquista, el Palacio de Mondragón ha recibido numerosas mejoras estructurales y estéticas. El edificio cuenta con una imponente fachada, la cual se completa con dos torres de ladrillos. En el interior podemos encontrar tres patios, los cuales configuran y organizan la vida del palacio.

  1. En el primer patio (patio del pozo) encontramos una galería con arcos de medio punto, la construcción data del Siglo XVIII.
  2. En el segundo patio (patio mudéjar) se mezclan estilos gótico, renacentista y mudéjar, este segundo emplazamiento data del siglo XVI.
  3. En el tercer patio (patio de salida al jardín) tiene un estilo tardo gótico con un arco de herradura, el cual nos llevará al maravilloso jardín del palacio.

Otro aspecto destacable del Palacio de Mondragón es el salón noble del palacio, el cual cuenta con un impresionante artesonado mudéjar.

Tip de La Garganta: Hay que destacar que, a día de hoy, el palacio alberga el Museo Municipal de Ronda y da la opción de visitar los jardines del palacio, una visita que te recomendamos por las vistas que ofrece.

6. El Parador de Ronda, las mejores vistas de la ciudad

Uno de los edificios con mejor ubicación y vistas de toda la ciudad, ese es el Parador de Ronda. Este edificio, que pertenece a red nacional de paradores, se asienta en la antigua casa consistorial. Se encuentra en uno de los laterales del Tajo, lo cual le permite gozar de unas vistas sin igual.

El interior del edificio cuenta con magníficas estancias, entre las que destacan sus jardines, piscina y terrazas. Desde el Parador de Ronda podemos deleitarnos con la hoya de Ronda, el tajo, la cuesta del cachondeo (muy famosa por ser el último tramo de los 101 kilómetros que organiza la legión en el mes de mayo), la Sierra de las Nieves y los Alcornocales.

Tip de La Garganta: si te gusta el buen trato y la atención personalizada, te recomendamos que hagas tu descanso de media tarde aquí para tomar un café y deleitarte con las vistas.

7. La Iglesia del Espíritu Santo, robusta por fuera y barroca por dentro

La construcción de la Iglesia del Espíritu Santo de Ronda se inició en el mismo año que se conquistó la ciudad por parte de los Reyes Católicos. Para facilitar y avanzar más rápido la construcción de este templo, se construyó sobre la antigua mezquita que se encontraba en esa misma ubicación.

La construcción llevó 20 años, el nombre se decidió debido al día en el que se tomó la ciudad, la Pascua del Espíritu Santo. La iglesia tiene en la portada un frontón triangular adornado con un ojo de buey. Por otra parte, cuenta con una vidriera geminada y una hornacina con una paloma, representando al Espíritu Santo.

La iglesia está formada por una sola nave, lo cual unido al exterior de la misma, le aporta una apariencia de iglesia-fortaleza, aunque el interior es una joya del barroco. Aprovechando la visita a la Iglesia del Espíritu Santo, puedes visitar las Puerta del Almocábar y las murallas de la ciudad

Tip de La Garganta: al igual que la Ermita, te recomendamos que consultes en este enlace los horarios de apertura.

8. La Casa del Rey Moro de Ronda, el paraíso para los amantes de los patios y jardines

Este conjunto monumental tiene una larga historia en la ciudad. Comienza en el siglo XIV y se alarga hasta el siglo XX.

A lo largo de estos 6 siglos, la Casa del Rey Moro de Ronda ha tenido papeles destacables en la reconquista y en la defensa de la ciudad. Está compuesta de una mina de agua musulmana, una casa de estila neomudéjar y un jardín declarado de Bien de Interés Cultural. En total, cuenta con un terreno de 3.700 m2 y se ubica en la zona norte de la ciudad musulmana.

Tip de La Garganta: Cuando visites la Casa del Rey Moro de Ronda puedes visitar tanto la mina como el jardín, te lo recomendamos para disfrutar de las vistas al Peñón de los Enamorados, los Jardines de Cuenca y al Convento de Santo Domingo.

8.1 Visita el Río Guadalevín

Desde la propia Casa del Rey Moro hay unas escaleras que permiten bajar a orillas del río Guadalevín. Avisamos que la bajada y la subida son largas, por lo que tienes que ir preparado para el ejercicio físico.

Esta actividad no es tan conocida como otras, por lo que podrás disfrutarla con mayor tranquilidad.

9. La Plaza del Socorro de Ronda, el centro neurálgico

Centro neurálgico de todas las actividades que se han realizado y se realizan en Ronda, eso es la Plaza del Socorro. En ella puedes encontrar bares y restaurantes, así como bancos para descansar un rato o leer. También ofrece la posibilidad de visitar la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro.

En el centro de la plaza se encuentra una fuente de Hércules, una escultura de Blas Infante y la bandera de Andalucía, todo estos monumentos y símbolos se encuentran aquí en referencia al papel que tuvo la ciudad, y el Casino de Ronda, en los primeros momentos de la Comunidad de Andalucía.

En el año 2019 se remodeló la Plaza del Socorro en su totalidad. Se ha recuperado el mosaico blanco y negro del suelo, las pérgolas centrales y espacios abiertos que hacen que se centre la atención en los monumentos de la plaza.

Tip de La Garganta: intenta acceder al Casino de Ronda, se encuentra justo a la izquierda de la Iglesia del Socorro. Fue allí donde se celebró la Asamble de Ronda de 1918, que fue de vital importancia para la actual Comunidad de Andalucía.

10. La Alameda del Tajo, no te dejará indiferente

Es el lugar ideal para pasear y finalizar tu visita a Ronda. La Alameda del Tajo, antiguamente llamada Alameda de San Carlos, se trata de un paseo arbolado de cinco avenidas paralelas que desembocan en el Paseo de Blas Infante y en el Paseo de los Ingleses.

La Alameda del Tajo se construyó a principios del siglo XIX, cuenta con una amplia variedad de especies vegetales, destacando algunos árboles bicentenarios, y también cuenta en su lateral derecho con una pequeña reserva de patos y aves, muy recomendable acercarse para poder ver a los animales de cerca.

Tip de La Garganta: La mejor opción para disfrutar de la Alameda del Tajo es en los meses de Primavera, ya que encontrarás la vegetación en su máximo esplendor, aunque merece la pena visitarla en cualquier época del año. Te recomendamos que vayas a las horas finales del día para disfrutar del atardecer que ofrece desde sus balcones, podrás deleitarte con la Hoya de Ronda y parte de la Serranía de Ronda, sin duda, un marco incomparable.

¿Cómo llegar a Ronda desde La Garganta?

Para llegar a Ronda tienes que dirigirte hacia la localidad de Ardales por la carretera MA-5403, es decir, en cuanto sales de nuestro recinto tomas la carretera en dirección a tu derecha. Una vez llegas a Ardales, te incorporas a la carretera A-357 dirección Ronda-Campillos. Tras esto, hay que tomar la salida hacia la carretera A-367 dirección Ronda, la última desviación para llegar a Ronda desde nuestro “Complejo Turístico La Garganta”. La duración del trayecto es de una hora aproximadamente.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este artículo para preparar tu visita a Ronda. Si aún no tienes dónde quedarte y buscas una estancia tranquila con alojamiento y buen restaurante, haz tu reserva en nuestro Complejo Turístico.

¡Te recibimos con los brazos abiertos!

Consulta disponibilidad
¡Haz clic para valorarlo!
(Votos: 2 Promedio: 5)